¿Te atreves a contárselo todo? 4 buenos Consejos sobre la confianza con el abogado.

 en Sin categoría

En nuestro blog ya hemos hablado sobre cuestiones prácticas que debes tener en cuenta a la hora de enfrentarte a un juicio y a lo que esto acarrea

por ejemplo, la manera en que debes ir vestid@, o los errores más comunes en los que no deberías caer durante el juicio…

Hoy vamos a hablarte de aquellas cosas que debes contarle a tu abogado y de aquellas otras que debes ocultarle. ¿Hasta dónde tiene que llegar la confianza con el abogado?

Imagina que eres jugador de un equipo importante de fútbol. Sabes que el entrenador cuenta contigo y que tiene muchas esperanzas en ti para que llevéis al equipo a la final. Resulta que la tarde de antes te has ido a tomarte algo y acabas a las tantas con más de una copa… A la mañana siguiente tienes una resaca de miedo y te duele todo el cuerpo. Sabes que no estás para jugar el partido pero tienes miedo de decepcionar al entrenador y que, de algún modo, esto pueda perjudicarte por lo que piensas en no decirle nada a nadie. También sabes que vas a bajar el rendimiento y que la afición de tu propio equipo va a criticarte porque no vas a aportar nada bueno y, probablemente, lo perjudiques. “… ¿Qué hago? ¿Se lo digo o me callo?” Buena pregunta ¿Verdad?
Esta es la situación en la que se encuentran muchos de nuestros clientes cuando vienen al despacho…Han metido la pata y no están orgullosos por lo que han hecho… Se plantean si es necesario contarle todo al abogado que, al fin y al cabo, es una persona con la que no hay confianza y que, o no ha visto nunca, o la ha visto muy poco y probablemente, menos la verá cuando todo acabe…

Quienes llegan a nuestro despacho sienten miedo al rechazo, a la decepción que puedan provocar, algunas veces vergüenza y mucha presión por el problema que se les viene de frente…

Ante esto ¿Qué hacemos? ¿Cómo actúo frente al abogado? ¿Se lo cuento todo o me callo las cosas con las que yo sienta más vergüenza? ¿Pasará algo si no le cuento algunos datos sin importancia? La confianza con el abogado resulta fundamental. Te respondo en cuatro pasos:

  • Habla.

Si no hablas, el abogado no podrá escucharte y, si el abogado no te escucha, no podrá usar su mejor herramienta para defenderte… La Palabra. Tampoco podrá pedirte, por ejemplo, que le hagas llegar un documento que has citado de pasada cuando le has confesado lo ocurrido y que, según su experiencia, puede ser muy importante para defenderte. Es necesario decirle al abogado todo ya que, si no se lo cuentas, solo podrá enterarse a través de la parte contraria en un juicio y, en este momento, puede que te perjudique sin que ya haya solución…

Parece mentira pero, ser honestos con nosotros mismos, a veces cuesta mucho… El problema es que si no somos claros con nosotros tampoco podremos serlo con quien nos defiende y, en consecuencia, el abogado podrá encontrarse grandes sorpresas en el juicio como, por ejemplo, escuchar una verdad muy creíble de la parte contraria y de los testigos y de otras pruebas que este traiga. A veces los abogados nos quedamos “con el culo al aire” (perdón por la expresión…) ya que no se nos cuenta toda la verdad, verdad que casi siempre va a traer al juicio la parte contraria si ésta le beneficia.

  • ¿Quién va a Juzgarte?

No te equivoques…Un buen abogado nunca va a Juzgarte porque, para esto, ya está el Juez. La tarea del abogado es ayudarte sin juzgarte. Para ello tiene que defenderte siendo objetivo y viendo los pros y los contras de todo lo que le cuentas. La confianza con el abogado es tan importante como que él confíe en tu palabra.

  • Explícale todos los detalles (mejor por exceso que por defecto).

Si se lo explicas todo al abogado de un modo ordenado, éste podrá conocer lo que ocurrió de un modo parecido a como solo tú lo conoces. Si solo das algunos datos, el abogado no conocerá más que esos datos del asunto y, en consecuencia, la parte contraria podría llevarte ventaja… Recuerda que los pequeños detalles hacen mucho más creíble nuestro relato delante de un juez (mucho más que un simple “si” o un “no”). El hecho de que le cuentes pequeños detalles también generará una relación de confianza con el abogado.

 

Retomando la pregunta inicial (¿Qué hacemos? ¿Cómo actúo frente al abogado? ¿Se lo cuento todo o me callo las cosas con las que sienta más vergüenza? ¿Pasará algo si no le cuento algunos datos sin importancia?), el mejor consejo que puedo darte es que, ante todo, seas sincero con tu abogado porque ésto es lo que realmente va a beneficiarte.

¿Quieres que hablemos de tu caso? Llámanos. Estaremos encantados de atenderte.

Tfno. 954 659 209 o info@pelaezruizabogados.es

 

Que tengas un gran día!

Entradas relacionadas
Comments
  • Daniel Guzman
    Responder

    En un proceso de divorcio sea de las características que sea, por mutuo acuerdo o en un proceso más complicado, la confianza con el abogado es esencial para que todo fluya con menor tensión y mayor normalidad además de que hace que sea mucho más sencillo, se esté más tranquilo y las cosas vayan a un ritmo mucho más suave y a un nivel más humano. La confianza con el abogado ha de ser mutua, es decir, no solo depende del abogado que ha de ser un gran profesional a nivel empático y legal, sino también, depende del cliente el cual ha de mostrarse sincero y apoyarse en él en todo momento.

Deja un comentario

cómo elegir un abogado¿Merece la pena contratar un abogado?