Las claves del nuevo delito de daños informáticos

 en Penal

Con el último cambio en la Ley han aparecido nuevas clases de delitos relacionados con los daños que se provocan en los sistemas informáticos (“delito de daños informáticos”). Si sabes de informática pero no tienes ni idea (o poca idea) de lo relacionado con este tema en el mundo del Derecho y te has visto implicado en un asunto judicial, voy a darte unas pautas para que sepas de qué pueden acusarte y cuáles son las posibles consecuencias.

Podemos hablar de varias situaciones relacionadas con el delito de daños informáticos:

La primera de ellas consiste en que:

  • A través de cualquier medio o procedimiento,
  • Sin autorización de su dueño y de manera grave,
  • Haga alguna de las siguientes acciones:
    • Borremos,
    • Dañemos,
    • Deterioremos,
    • Alteremos,
    • Suprimamos,
    • O hagamos inaccesible,…
  • ¿El qué? Datos informáticos, o programas informáticos o documentos electrónicos ajenos.
  • Siempre que el resultado producido sea grave.
  • Si los hechos se han cometido usando ilegalmente los datos de otras personas que nos faciliten el acceso a un sistema informático o para ganarnos la confianza de otra persona, la pena será más grave.

La segunda clase de este tipo de delitos (delito de daños informáticos) consiste en que:

  • Sin autorización de su dueño y de manera grave,
  • Interrumpa u obstaculice el funcionamiento de un sistema informático,
  • A través de alguna de las siguientes formas:
    • Realizando cualquiera de las conductas que te he comentado para el supuesto anterior.
    • Introduciendo o enviando datos,
    • Destruyendo, dañando, inutilizando, eliminando o sustituyendo un sistema informático, telemático o de almacenamiento de información electrónica.

En este segundo caso, podrían imponernos una pena más grave cuando se haya perjudicado de forma relevante el funcionamiento normal de una empresa o de una administración.

En ambos casos también podrían pedirnos una pena mayor, si el juez entiende que se da alguna de las siguientes circunstancias:

  • Que se haya cometido el delito actuando por una organización criminal.
  • Que los daños sean especialmente graves o se hayan afectado a un importante número de sistemas informáticos.
  • Que hubiera perjudicado gravemente los servicios públicos esenciales o la provisión de bienes de primera necesidad.
  • Que los daños hayan afectado a una estructura considerada crítica en el ámbito del Estado, de la Unión Europea o de otro país de la Unión Europea.
  • Cuando se haya cometido el delito usando un programa informático creado para provocar un delito o usando una contraseña o código de acceso o cualquier otro dato que nos permita el acceso al sistema.

La tercera de estas situaciones en relación el delito de daños informáticos consiste en que, sin que tengamos autorización, creemos, adquiramos o facilitemos a otras personas, para realizar alguno de los delitos anteriores, un programa informático (ideado para esto) o una contraseña o un código de acceso que nos permitan el acceso a un sistema informático.

¿Qué puede pasarnos en estos casos?

Si somos condenados, podrían castigarnos con distintas clases de penas, según que nos acusen de una u otra de las circunstancias que te he ido comentando pero te diré que la pena mínima de prisión puede ir entre 6 meses y hasta años y, si nos condenan a pagar también una multa, ésta podría ser igual al coste del daño provocado y hasta 10 veces más, si somos personas físicas y el delito no lo ha cometido una empresa.

Supongo que te quedarán algunas dudas ¿verdad?

Llámanos sin compromiso al 954.659.209 o mándanos un email a info@pelaezruizabogados.es.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Cuando escribir en el muro de facebook de mi ex es delito...Defensa de los Derechos de Autor