Mi vecino no paga la Comunidad, ¿qué podemos hacer?

 en Sin categoría

Ante la situación de crisis económica que actualmente vivimos, los propietarios de las comunidades de vecinos prefieren dejar de pagar la cuota mensual de la comunidad antes que la hipoteca. Pero, ¿qué hacer cuando uno sufre las consecuencias de encontrarse con un vecino moroso, con el que además tiene que convivir? Actualmente, el arbitraje, frente al juicio monitorio, supone la mejor medida para solucionar los impagos cuanto antes.

Para el arbitraje es necesario aprobar en junta de vecinos, por mayoría simple, una cláusula arbitral.

Esta opción resulta más fácil y rápida que la justicia ordinaria. Para ello, tan solo es necesario aprobar en junta de vecinos, por mayoría simple, una cláusula arbitral que permitirá obtener soluciones rápidas y sencillas. “El vecino puede ser denunciado desde el momento en que incumple el pago de una sola cuota o cuando no cumple con una derrama”. “En el caso de las cuotas, los vecinos suelen esperar unos meses hasta que la situación se hace insostenible”.

En el Arbitraje, se obtiene un laudo o sentencia firme en una media de dos meses para los impagos de cuotas y en menos de cuatro meses para otros problemas. Esto supone ahorrarse una demora de entre seis y ocho meses de media para obtener sentencia si se acude a la justicia ordinaria. “Mediante los juzgados el sistema es lento y si el propietario alega que no quiere declarar, el procedimiento puede cambiar y alargarse”.

No obstante, el proceso monitorio sigue siendo una vía de solución muy aceptada, puesto que “su virtud es que si el moroso no paga o se opone al monitorio la ley prevé que se puede proceder al embargo”.

Más morosos y lo que queda…

Los juicios por morosidad -en términos generales, no solo de vivienda- no han dejado de aumentar. Este considerable crecimiento conlleva una importante carga de trabajo para los juzgados, que se ven desbordados y acumulan casos sin resolver. Las cifras del CGPJ manifiestan que tan solo el 8,7% de los procesos monitorios acaban en pago.

‘La situación económica ha hecho que se deje de abonar la comunidad para pagar otras cosas’

Según el informe de Arrenta, la morosidad entre las comunidades de propietarios ha subido un 19%, lo que representa un crecimiento de tres puntos en los tres primeros meses del año. Incluso, se prevé que la proporción siga en aumento. “La situación económica ha hecho que se deje de abonar la comunidad para pagar otras cosas y, por ello, cada vez hay más impago”.

No abonar cuota o derrama genera importantes conflictos entre las comunidades de propietarios, que pueden derivarse incluso en problemas de convivencia. “A los propietarios les cuesta trabajo hacer pagos extraordinarios lo que causa un daño importante en la comunidad”. “Hay quien tiene la idea de que ‘si el de al lado no paga, yo no pago’, por lo que se crean disputas entre los propietarios”.

No dudéis en acudir a nosotros si os veis en una situación como ésta.

Entradas recientes

Deja un comentario

Un abogado, ¿para qué?Protección de datos, ¿en qué me protege?